viernes, 20 de agosto de 2010

Mi bisabuela rezaba el rosario. Rezaba el rosario muchas veces. Ay! Aún recuerdo su cara, sus manos añejas y sus anécdotas improvisadas. Sus trucos de cartas y sus sopitas de té con leche. Ay! Aún recuerdo el canto de sus canarios y el prendedor en su cárdigan. Ay! Todavía la recuerdo, mujer de casi un siglo, que calló por moda de la época y sufrió torturas incoherentes. También recuerdo una de sus ultimas palabras..mi nombre. Espero que ella aún me recuerde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario