domingo, 25 de julio de 2010

"Si crees en el destino dejame volar" dijo con lágrimas en los ojos. Ya es hora de soltar esas ataduras. Ella sintió el frío invernal, y él la espero. La espero minutos que eran horas, y horas que eran días. Pero al final todo fue en vano, estaban fuera de contexto. Estaban fuera de lugar, pertenecían a otro momento, sin saber si eran del pasado que quedó atrás o del futuro incierto que podía venir o no. Pero nadie les puede contar el final del cuento, por más que el comienzo ya esté escrito. Tal vez sea hora de cerrar el libro y perderse en los encantos de la vida, que puede traer otras sorpresas, otras miradas, otros consuelos. Por ahora, los caminos se separan, pero quién dice que más adelante compartan un café, y charlen de lo que les pasó mientras volaban.

2 comentarios:

  1. Qué lindo. Me hizo acordar a esto:

    http://img713.imageshack.us/img713/9678/24085555.jpg

    ResponderEliminar
  2. Muy hermoso manuu !!! me hizo acordar a otra cosa pero muy lindo !! besote y se feliz :)

    ResponderEliminar