viernes, 2 de julio de 2010


¿Será el día en que me escuches? Porque estoy cansada de llevarme por delante puertas cerradas, y de vociferar todo vanamente.
Podrá ser que por una vez me escuches además de verme. O que veas y comprendas estas cicatrices. No que me veas cual trofeo, que me veas como lo que soy. No soy piel, soy pensamiento. No soy sonrisa falsa, soy llanto profundo.
Tal vez sea mañana. Tal vez, pero muchas veces pensé que sería esa la vez y no fue.
Tal vez te comportes como deberías, como deberías haberlo hecho entre mis recuerdos añejos. Como desearía cualquier persona. Terminar este dilema de tenerte y no tenerte..


No hay comentarios:

Publicar un comentario