jueves, 8 de octubre de 2009

Maggie


Miró hacia el techo, y durmió la siesta. Preguntándose que más preguntarse.
Qué lindo sería ser así, sin tener más responsabilidades que la misma de ser.
Sin tener conflictos, problemas, discusiones..solo afecto y un reto a la pasada por hacer algo "mal". Y ni siquiera..todo se perdona y se olvida. La calle es lo desconocido, el patio su selva, la casa su refugio. Sin reproches, solo andar sin preocuparse si hoy es hoy, si es mañana o es ayer, si es tarde...tarde para qué? No hay nada a lo que llegar tarde. Ser simplemente un animal, libre.. "libre" entre comillas por ser mascota, pero más libre de lo que cualquier humano podría soñar.

1 comentario: