sábado, 31 de octubre de 2009

Dialéctica. Volátil. Eléctrica. Radiante.
La noche me abrió los ojos y me hizo ver. Que todo ese mal (tal vez) ya se fue.
Ese miedo ilógico no era mas que simple espuma. El whisky se acaba y las amistades perduran. Y todo este tiempo no vi, que uno no necesita más que uno mismo para ser feliz. Los males necesarios existen, y las tentaciones pasan cerca. Rozando mis pestañas pasa el viento que me hace sentir libre. Libre como nunca. Boyante.

Feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario