martes, 4 de agosto de 2009

Su interior dijo BASTA! Y en la nada quedó. Sin exteriorizarlo, sus ojos parecían salvajes y angustiados. Su profundo color negro demostraba lo que aparentaba ocultar en sus sombras. Y el brillo que tenían suavizaba el efecto.
Lastima que él no los veía, desde hace rato no podía contactarlos.
Ella no encontraba concentración para resistir, y un grito a lo lejos la confundió de tal manera, que la llevó a un extremo y la devolvió. Pendiendo de escasas armonías se hallaba, con mas ganas de caer que de levantarse. Y así perdió su encanto, y consiguió aquello que justamente no buscaba.

1 comentario:

  1. Si tuvieras un tiempito libre y entraras en mi blog, y si de repente lo consideraras interesante, te pediría que lo votes, pues estoy inscripta en un concurso que redundaría en beneficio de la tarea que desempeñamos.
    gracias
    Atte
    Paula Antúnez

    www.elmacarronsolidario.blogspot.com

    ResponderEliminar