martes, 14 de julio de 2009

Carta al tiempo



Darle tiempo al tiempo y tiempo al amor.
Darle agua a las semillas y dueño a mis besos.
No intentemos cosechar antes de sembrar, y la magia está en la esencia, no en lo que se dice.
No hay quien nos corra, entonces, ¿por qué apurar las cosas?
Te espero mil millones de segundos, te espero cien tardes de verano, pero no trates de complacerme con palabras.
No es eso lo que busco.
Cosas que duran un momento en hechos, y más en pensamiento.
Busco eso que vos podes darme, y lo que yo puedo devolverte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario